Aprendizaje y Seguridad para el Ninebot One

Aquí dejamos el vídeo sobre los primeros pasos, aprendizaje y seguridad recomendada para un buen uso del monociclo eléctrico Ninebot One.
El vídeo está en español latino-americano, pero nos puede valer aunque todas las palabras utilizadas no son las mismas que en nuestro castellano.

Quisiéramos remarcar que  aunque en el vídeo se ve una zona de aprendizaje como un camino sin transeúntes, recomendamos además, que a ser posible sea una zona mucho más ancha, puesto que cuando estás aprendiendo necesitas saber que podrás maniobrar con seguridad (no sentirte limitado en el espacio). También queremos remarcar las horas de aprendizaje indicado en el vídeo. Insisten en que se necesitan 20 horas de práctica para poder manejarlo correctamente. Esto no es del todo así, puesto que después de las 20 horas, nos sentiremos seguros para poder llevarlo por vías públicas, pero lo cierto es que nunca se deja de mejorar su manejo, y depende mucho de la capacidad de aprendizaje de cada usuario. Nosotros siempre solemos decir, que para aprender a llevar el Ninebot One son necesarias entre 2 y 20 horas. La mayoría de personas, a partir de las 2 horas ya han comprendido la dinámica y lo saben manejar suficientemente bien para poder empezar a coger horas de práctica. De aquí en adelante, todo es usarlo y practicar.

Otro tema de seguridad son los protectores como casco, rodilleras, muñequeras, etc. Es aconsejable utilizar este tipo de protectores personales en los inicios del aprendizaje, no siendo necesario en su uso cotidiano una vez aprendido, aunque nunca está demás considerar llevarlos en caso de duda.

Durante el aprendizaje, al principio, sentirás que no controlas bien tu Ninebot One y se te acabará cayendo al suelo. Por lo general, como usuario no caerás al suelo tú, puesto que los pies están tan cerca del suelo que un tropiezo hará que salgas caminando o corriendo mientras el Ninebot One cae y acaba detenido (para no arañar el material del Ninebot One están las cintas protectoras suministradas con el equipo).

Uno de los errores más graves de un usuario de Ninebot One es creer que domina mejor la conducción de lo que realmente es, pudiendo provocar caídas al intentar hacer un exceso de maniobras sin tener la experiencia suficiente para conocer los límites de la conducción. Así que desde aquí queremos hacer un llamamiento a la prudencia, y tener claro que un Ninebot One no es un juguete, es un medio de transporte y de ocio; debemos tenerle el respeto que se merece, lo mismo que el respeto a los demás viandantes de la calzada, recordando que los peatones tienen preferencia, y como usuarios de robots de transporte personal debemos respetarlo.

 

Compártelo
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

No se admiten más comentarios